En EEUU, hay cerca de 13 millones de niños que viven en la pobreza, y la mayoría son niños de minorías, según informe

Aunque Estados Unidos figura entre las naciones más ricas del mundo, cada 41 segundos nace un niño en la pobreza en este país pero, con voluntad política, el gobierno puede adoptar medidas para reducir en un 57% la pobreza infantil, según un informe divulgado hoy por el grupo “Children´s Defense Fund” (CDF, por su sigla en inglés).

El informe, titulado “Poniendo Fin a la Pobreza Infantil Ahora” (“Ending Child Poverty Now”), señaló que la pobreza golpea a 12,8 millones de niños en Estados Unidos, o cerca de uno de cada cinco menores en el país.

Más de dos terceras partes de los niños pobres pertenecen a las minorías, y uno de cada tres vive en hogares donde al menos un adulto no gana lo suficiente para el sustento de su familia.

En Estados Unidos, las autoridades definen la pobreza como un ingreso anual de menos de $25,094 para una familia de cuatro miembros, es decir $69 al día o $2,091 al mes.

Pasando hambre en EEUU

La pobreza, según el documento de 40 páginas, tiene muchos rostros: como el de un niño en tercer grado que no puede completar sus tareas en casa por falta de electricidad, o el de una niña de 12 años de edad que no logra concentrarse en un examen porque su última comida fue el almuerzo del día anterior.

Según el CDF, cerca de cuatro de cada 10 niños han vivido en la pobreza al menos un año de sus vidas antes de cumplir la mayoría de edad, como fue el caso de “Eva” y sus hermanas que, a falta de una cena, a veces bebían grandes cantidades de agua para “sentirse llenas” y así poderse ir a dormir.

El documento, que da seguimiento a un análisis de 2015, condenó la “farsa moral” de que en Estados Unidos haya niños que pasan hambre mientras las familias más ricas se benefician con profundos recortes tributarios.

En ese sentido, Marian Wright Edelman, fundadora y presidenta emerita de CDF, afirmó que “es una vergüenza moral y una profunda amenaza económica que casi uno de cada cinco niños es pobre en la nación más rica de la tierra”.

Según Edelman, resulta “injusto e inaceptable” que EEUU permita que más de 12,8 millones de niños vivan en la pobreza cuando existen los medios para prevenirlo.

“La pregunta no es si tenenos el conocimiento o los recursos para poner fin a la pobreza infantil, sino si tenemos la decencia moral o voluntad política para hacerlo”, subrayó.

Por ello, el “Children´s Defense Fund” insistió en que EEUU puede tomar medidas para reducir en un 57% la pobreza infantil, lo que de inmediato aliviaría la zozobra en la que viven 5,5 millones de niños, además de mejorar las condiciones de vida de “decenas de millones más”.

Un mapa interactivo incluido en el informe muestra que la pobreza infantil es especialmente pronunciada en estados del sur del país, con tasas que superan el 20%.

El recetario para aliviar la pobreza incluye medidas como un aumento del salario mínimo federal de $7,25 la hora a $15 la hora para el 2024; más créditos tributarios y subsidios de cuidado de niños para familias pobres; más subsidios de vivienda; un aumento del 31% en los cupones de comida, y la creación de empleos transitorios.

Estas inversiones “mejorarían las posibilidades para millones de niños y ayudarían a recuperar buena parte de los casi $700 millones que pierde nuestra economía cada año debido a los efectos de la pobreza en la productividad, la salud pública y la criminalidad”, argumentó CDF.

El paquete de medidas reduciría la pobreza en un 65% entre los niños afroamericanos, un 59% entre los niños hispanos, y un 57% entre niños que viven en zonas metropolitanas y rurales, según el análisis.

El conjunto de medidas costaría al gobierno $52.300 millones, o apenas el 1,4% del presupuesto federal, y se financiarían mediante un aumento en los impuestos a los ricos y un recorte del 10% en el presupuesto militar, precisó el documento.

El CDF ironizó que en 2017 el Congreso aprobó una polémica reforma tributaria que incluyó casi dos billones de dólares en recortes de impuestos para los ricos y las grandes corporaciones.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter