Como una visita al infierno califica este galeno su secuestro por parte de hombres armados para que atendieran a un capo en Coahuila

Otras Noticias: