El presidente venezolano cena en uno de los restaurantes más caros del mundo, atendido por un famoso chef.