Trump pide a México que deporte a los migrantes centroamericanos tras estallido de violencia en la frontera

Un migrante centroamericano es detenido por agentes estadounidenses que le ordenaron volver al lado mexicano de la frontera, después de que un grupo de migrantes rebasó a la policía mexicana en el cruce del Chaparral en Tijuana, México, el domingo 25 de noviembre de 2018 en la frontera con San Ysidro, California. (AP Foto/Pedro Acosta)

El presidente Donald Trump tuiteó el lunes que los funcionarios mexicanos deberían enviar de regreso a sus países de origen por cualquier medio necesario a los miles de migrantes centroamericanos que buscan ingresar a Estados Unidos, afirmando que “muchos” son “delincuentes totales”.

 

Trump sugirió que México envíe a los migrantes de regreso a países como Guatemala y Honduras en avión, autobús o “de cualquier forma que desee”. El presidente también amenazó con cerrar la frontera sur de Estados Unidos “permanentemente” si es necesario.

Trump publicó el tweet después de que funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos dispararan gases lacrimógenos a cientos de migrantes que intentaron ingresar a Estados Unidos el domingo cerca de San Diego. Esa interacción llevó a los funcionarios de Estados Unidos a cerrar el Puerto de Entrada de San Ysidro entre San Diego y Tijuana durante más de seis horas.

Relacionado: Migrantes de la caravana de centroamericanos intentan llegar a Estados Unidos y son desplegados con gas lacrimógeno

En un comunicado, la Patrulla Fronteriza dijo que usó gas lacrimógeno y gas pimienta después de que varios migrantes lanzaron piedras a los agentes, que fueron golpeados. No se reportaron heridos.

“DHS no tolerará este tipo de ilegalidad y no dudará en cerrar los puertos de entrada por razones de seguridad pública”, dijo la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, en una declaración el domingo.

Algunos migrantes dijeron que intentaron cruzar ilegalmente después de que se les negó el acceso al puerto de entrada, donde podrían solicitar asilo. No es ilegal buscar asilo.

Los cientos de inmigrantes que se reunieron a lo largo del lado mexicano de la frontera el domingo por la mañana eran parte de un grupo más grande de unos 6,000 que se amontonan en refugios en Tijuana. Muchos huyen de la violencia en sus países de origen.

Las imágenes de gases lacrimógenos lanzados contra los migrantes, algunos de los cuales eran niños pequeños, provocaron críticas en las redes sociales.

El episodio del domingo se produjo un día después de que el gobierno de Trump y el gobierno entrante de México parecieran enfrentarse sobre un acuerdo que mantendría a los solicitantes de asilo en México mientras esperaban que sus casos fueran procesados ​​en Estados Unidos.

El sistema actual permite que los solicitantes de asilo permanezcan en los Estados Unidos mientras se procesan esos casos.