El líder de la iglesia de La luz del mundo sigue preso mientras se retrasa su siguiente audiencia

Joaquín Naason García, líder de la iglesia La luz del mundo, en una corte de Los Ángeles, donde se le acusa de delitos por presuntos abusos sexuales.

Joaquín Naason García, el líder de la iglesia de La luz del mundo, acusado de violación, posesión de pornografía infantil y trata de personas pasará dos meses más en una cárcel de Los Ángeles a petición de sus abogados, a pesar de que todavía no se determina si será enjuiciado, reportó la agencia de noticias EFE.

Naason García, de nacionalidad mexicana, fue detenido el pasado 3 de junio en Los Ángeles, California, y desde entonces ha estado detenido, primero bajo una histórica fianza de 50 millones de dólares y luego sin derecho a ésta, a petición de los fiscales que lo consideraron un riesgo de huida debido a sus influencias y su enorme fortuna.

Será hasta noviembre que se retomen las audiencias preliminares para determinar si el juicio en su contra por 26 delitos relacionados con abusos sexuales procederá, reportó EFE.

Naason García llegó esposado a la sala donde se llevó a cabo su audiencia la mañana de este jueves. Después ingresó Alondra Ocampo, una de sus asistentes que también ha sido acusada junto con él.

El Juez George E. Lomelí, asignado al juicio este lunes, estableció que García, Ocampo y Susana Oaxaca, quien enfrenta el proceso en libertad, se presentarán al Tribunal Superior de Los Ángeles el próximo 7 de noviembre.

La defensa ha criticado que su cliente ha pasado alrededor de 150 días sin que se presenten pruebas en su contra, sin embargo, ellos mismos han solicitado la prolongación del caso, a pesar de que los fiscales han dicho que se encuentran listos para iniciar el proceso. E magistrado Lomelí señaló este hecho durante la audiencia de este jueves cuando los abogados de Garcpia lo trajeron a colación, reportó EFE.

Este jueves, en la sala repleta de fieles de La luz del Mundo y miembros de la prensa, los abogados defensores anunciaron que planean apelar la decisión de la corte que negó un pedido para desestimar las acusaciones contra su cliente.

García apareció afeitado en su mono naranja, tras casi cinco meses detenido y sin aparentar consternación por pasar más tiempo, según EFE.

La defensa de quien se autodenomina apóstol de Jesucristo pidió tener acceso directo a dos de las testigos menores de edad, algo que el juez no concedió tras una reunión a puerta cerrada.

En la audiencia del 23 de agosto la jueza Teresa Sullivan multó con 10.000 dólares a la fiscalía por no entregar pruebas que la defensa había solicitado. Después de que la fiscalía explicó que no tenía acceso a las pruebas, ya que estaban resguardas en equipos electrónicos protegidos con contraseñas, la multa fue cancelada a condición de que entregaran la información días más tarde.

Las pruebas estaban relacionadas con la declaración de la testigo identificada como ‘Jane Doe 4’, a quien la defensa ha tratado de desacreditar.

En varias ocasiones la agrupación religiosa ya había sido blanco de acusaciones de abuso sexual, pero apenas ahora enfrenta 26 cargos de delitos sexuales, trata de personas y pornografía infantil formulados contra su presidente, quien los habría cometido entre 2015 y 2018.

El procurador general de California, Xavier Becerra, se refirió a García varias veces como “enfermo”.

“Ninguna ley de California, ninguna ley humana y ciertamente ninguna ley divina permitiría que ocurriera lo que Naasón Joaquín García presuntamente hizo en este caso contra niñas y otros”, dijo.

“Uno no le hace eso a niños, uno no le hace eso a adultos. Uno no se oculta detrás de algún velo religioso”, dijo Becerra.

El procurador general indicó que la investigación comenzó a partir de una pista que les llegó a través de una página web que buscaba a víctimas de abuso sexual por parte de clérigos.

Joaquín García y una feligresa de la Iglesia, Susana Medina Oaxaca, de 24 años, fueron arrestados la noche del lunes después que su vuelo aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, informó la oficina del procurador general de California, Xavier Becerra.

García presuntamente ayudado por Alondra Ocampo, Susana Medina y Asalea Rangel, integrantes de la agrupación, coaccionaron a las víctimas, las obligaron a tocar y a mostrar sus partes íntimas, a bailar con poca ropa frente al líder, además de tomar y distribuir fotografías de ellas desnudas, para luego extorsionarlas para que guardaran silencio.

Sin embargo, miles de feligreses han mostrado su apoyo al líder acusado. Y la iglesia continúa celebrando centenares de bautizos, a pesar del encarcelamiento de Naason.

En julio, el autoproclamado apóstol envió una carta a sus feligreses desde la prisión, explicando que se encontraba allí por voluntad de Dios, sin mencionar los delitos de los que está acusado.

“La perfecta y profunda sabiduría de Dios, preparada desde los fundamentos establecidos del mundo, ha querido que yo esté aquí, para darme y daros una enseñanza en su paciente misericordia…”, escribió en la carta.

Además de García han sido arrestadas por las autoridades estadounidenses Alondra Ocampo, de 36 años, y Susana Medina Oaxaca, de 24, mientras que una cuarta persona identificada como Azalea Rangel Melendez está en busca y captura.

La iglesia reunió a 500.000 personas el año pasado en Guadalajara, donde fue fundada, y se calcula que puede tener entre uno y cinco millones de devotos en todo el mundo.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter