Los demócratas de la Cámara de Representantes presionaron al secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, en una tensa reunión el viernes sobre las políticas de deportación, la prohibición de viajar del presidente y la respuesta de la Casa Blanca a las recientes observaciones nacionalistas de un congresista republicano.

Múltiples miembros demócratas salieron de la reunión exasperados con Kelly.

“Es bastante frustrante que no esté respondiendo a las preguntas”, dijo el representante Tony Cárdenas (Demócrata de California.), quien salió a mitad de la sesión: –“Está dando vueltas en círculos”.

Kelly estaba entrando en la guarida del león. Los demócratas están indignados por sus acciones, ya que él es el hombre encargado de llevar a cabo algunos de los movimientos estratégicos y políticos más controvertidos de Trump. Supervisa la Inmigración y Aduanas y la Protección Fronteriza y firmó el memorando instruyendo a las agencias para que amplíen las prioridades para la remoción de casi todos los inmigrantes indocumentados. Él ha flotado la posibilidad de separar a los niños de sus padres en la frontera para impedir los cruces no autorizados. Le encargaron averiguar cómo construir el muro de la frontera que tanto alardea Trump. Él dirige la mayor parte de la implementación de los esfuerzos de Trump para prohibir a los viajeros de ciertos países de mayoría musulmana.

Cuando los demócratas presionaron a Kelly sobre estos temas, dijeron que a veces les devolvía con silencio o con frases como esta: “si no les gusta la forma en que se está aplicando la ley, deberían cambiarla, particularmente en lo que respecta a los llamados Soñadores, los jóvenes inmigrantes indocumentados que llegaron a los Estados Unidos como niños (DACA)”.

Hizo un comentario similar a los periodistas después de la reunión, instando al público a escribir a sus representantes si quieren que la ley cambie.

“Yo no soy el que toma las decisiones en ese sentido; Sigo la ley “, dijo a los periodistas. “Y por cierto, no deporto a nadie. El ICE no deporta a nadie. La ley aplicada es quien deporta gente “.

Los comentarios de Kelly a los periodistas fueron a veces defensivos: sobre cómo los demócratas caracterizaron la reunión, particularmente cuando se les dijo que los miembros dijeron que no estaban satisfechos con la información que escucharon sobre los Soñadores (DREAMERS).

“Los miembros del Congreso que estaban conmigo salieron y dijeron que no recibieron suficiente información”, dijo.

En la sala, de acuerdo con un asistente, Kelly dijo que el ICE no iba en persecución de los beneficiarios del programa Acción Diferida por Llegadas de la Niñez, o DACA, creado por el ex presidente Barack Obama. Múltiples receptores de la DACA han sido detenidos bajo el mando de Kelly, aunque el ICE ha dicho que cada uno de ellos era una prioridad por otra razón, algunos basados ​​en la supuesta afiliación de pandillas o porque su condición de DACA expiró. En esa declaración, los miembros hicieron sonidos de incredulidad, según el testigo.

En otro momento, cuando se le preguntó sobre la DACA, Kelly les dijo que no era “un abogado”, dijo la representante Nanette Barragán (Demócrata de Califormia).

Los diputados dijeron que no obtuvieron ninguna claridad sobre lo que pasaría con la DACA, que Trump prometió desmantelar el primer día de su presidencia, pero que aún no lo ha hecho. Dos miembros dijeron que Kelly hizo comentarios sobre cómo su liderazgo ha sido una buena cosa para los beneficiarios de la DACA, aunque no estaban seguros de lo que quería decir. El representante Luis Gutiérrez (Demócrata de Illinois) dijo que Kelly sugirió que “es el mejor amigo que tiene la DACA y lo repitió eso más de una vez”: –“Básicamente dijo que él y su política de Seguridad Nacional es lo mejor que le pasó a la gente de la DACA en los últimos meses”.