El Gobierno prohibirá los cigarrillos electrónicos de sabores

In this Jan. 13, 2015 photo, Tyler Newman, 24, vapes during his managing shift at the Madison, Wis., e-cigarette shop Infinite Vapor. Lawmakers will reignite conversations this week about whether vaping _ using electronic cigarettes and other vapor smoking devices _ should be included in Wisconsin’s smoking ban. (AP Photo/Dana Ferguson)

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) está preocupada por la “epidemia” de cigarrillos electrónicos (de vapor), y en especial por su elevado uso entre adolescentes, así que planea prohibir la venta de sabores, según informa el diario USA Today.

 

A partir de la semana que viene, en comercios y gasolineras sólo se podrán adquirir los cigarrillos electrónicos de tabaco, menta o mentol. Además, se pondrán en marcha controles más estrictos para verificar la edad de aquellos que compren estos productos en Internet.

Nueva York estaba avanzando ya para ser el primer estado en prohibir los cigarrillos electrónicos de sabores, un veto que podría entrar en vigor en 60 días, según informa el diario The New York Post. Estos productos, que saben a manzana, melón, fresa, canela, mantequilla de cacahuete, etcétera, contienen muchas veces nicotina, que resulta perjudicial para la salud.

La FDA había advertido en septiembre que daría este paso si los fabricantes no tomaban medidas para evitar que niños y adolescentes usen estos productos. La agencia le dio un plazo de 60 días a las empresas Juul, Vuse, MarkTen XL, Blu y Logic, que suman el 97% del mercado. Ahora pasará a la acción, tras comprobar que el consumo entre adolescentes casi se ha duplicado en el último año.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), sólo el 14% de los estadounidenses (34 millones de personas) fuman. Cada vez son menos, especialmente los jóvenes. Pero cada vez son más, especialmente los jóvenes, los que usan los cigarrillos electrónicos: casi más de dos millones en total.

La FDA ha enviado cartas amenazantes a 1.300 comercios para frenar la venta a menores, y ha puesto multas a 131 de ellos. Y estudia ahora nuevas medidas aún más duras, como obligar a los fabricantes a demostrar las propiedades positivas de sus productos, o prohibir los cigarrillos electrónicos de pequeño tamaño.