El pasado miércoles, el presidente Donald Trump recibió en la Casa Blanca al gobernador de Nebraska, Pete Ricketts y a otros líderes para discutir temas sobre política energética.

La mesa redonda forma parte de la Semana de la Energía.

“A muchos de nuestros estados se les ha negado el acceso a los abundantes recursos energéticos en sus tierras que podrían atraer más riqueza a su pueblo y beneficiar a toda nuestra nación” fueron algunas de las palabras de Trump.

El gobernador de Nebraska, por su parte, destacó los logros de Nebraska en cuanto a innovación energética como la planta de quema de hidrógeno.

“Fue un honor unirme al Presidente, su equipo y otros gobernadores de todo el país para esta mesa redonda de la Semana de la Energía”, dijo el Gobernador Ricketts “… el espíritu pionero de Nebraska está ayudando a lograr una mayor seguridad e independencia energética en el siglo XXI, para poder continuar creciendo nuestro estado y nuestra Nación por muchos años” agregó el gobernador.

Otros que participaron de la reunió fueron el gobernador de Iowa Kim Reynolds y los gobernadores de Maine y Alaska, también los líderes estatales y tribales de todo el país.

Hola Nebraska