En las ciudades costeras, los botes con fondo de cristal son una atracción turística muy popular ya que permiten que los visitantes puedan recorrer y disfrutar de cerca la vida en el océano. No todos lo saben, pero Nebraska cuenta con uno y se encuentra en el Fort Kearney Museum, es una de las mejores atracciones para el verano.

El museo brinda la opción de pagar la entrada al museo solo, el paseo en barco solo o ambos. Sin duda la mejor opción es pagar la entrada doble ya que el museo está repleto de artefactos realmente fascinantes, desde dientes de mamut prehistóricos hasta antiguas momias egipcias.

En el momento de disfrutar su experiencia en el bote con fondo de cristal, deberá entregar al personal sus boletos y salir desde la parte trasera del edificio. Este maravilloso barco fue construido en 1951, estar dentro de el es realmente asombroso, sentirás como si estuvieras en una casa flotante. Se encuentra cerrado así que hasta un caluroso día de verano podrás sentirte allí fresco y cómodo.

Este barco con fondo de cristal lleva visitantes por el lago desde 1968. Su movimiento es muy suave y casi no tiene balanceo, por lo cual si sueles descomponerte en los viajes en barco posiblemente no te suceda en este. El interior está hecho con madera pesada de primera calidad, se siente reconfortante y seguro.

Este barco no sólo es el único de vidrio en Nebraska, también es el único de su tipo en todo Medio Oeste.

Hay 14 tipos de peces en este lago de ocho hectáreas, que tiene una profundidad de 36 pies. De vez en cuando durante el paseo oirás cómo los peces lanzan su cuerpo contra el barco. Pero no debes preocuparte, sólo le están recordando al operador de la embarcación que deje algunas golosinas en el agua para ellos.

En su mayoría pueden verse bagres y lobinas, pero definitivamente hay muchas más especies acechando allí en el bosque de plantas acuáticas. El lago fue abastecido por primera vez con pescado en los años 60 y no se permite la pesca aquí, por lo que estos animales se encuentran gordos, felices, y muy bonitos. Hay un monstruo bagre de unos 4,5 pies de largo y 75 libras, pero no suele hacer aparición durante todos los viajes.

Este lago comenzó como un pozo de grava en la década de 1940, propiedad de Johnson Sand & Gravel. La misma familia todavía posee la tierra hoy donde funciona el museo, el paseo en barco, el hatchery de los pescados, y algunos otros esfuerzos. El amable guía que acompaña a la gente en el paseo en barco ha estado trabajando en el paseo en bote desde que era un niño.

Las orillas son exuberantes y encantadoras, y el agua es tranquila y pintoresca. Luego del maravilloso paseo en barco puedes caminar de regreso al edificio y visitar la tienda de regalos para ayudar a apoyar este hermoso negocio familiar.

El Fort Kearney Museum está abierto de jueves a domingo desde el Memorial Day hasta el Día del Trabajador. Se encuentra en 131 Central Ave, Kearney, NE 68847. Haciendo clic AQUI puedes echar un vistazo a su página de Facebook y obtener más información.

Hola Nebraska