El autor de la matanza de 17 personas este miércoles en la escuela de Marjory Stoneman Douglas de la localidad de Parkland (Florida), cerca de Miami, ha sido identificado como Nikolaus Cruz, un ex alumno de 19 años cuyas redes sociales son perturbadoras, según el sheriff del condado de Broward, Scott Israel.

Cruz ha sido detenido a las afueras de la escuela, a la que atienden unos 3.000 alumnos. Mientras, los equipos de élite SWAT iban aula por aula, sala por sala, liberando a los alumnos encerrados en el edificio para salvar la vida. Detrás quedaron los cuerpos de una docena de personas, se desconoce aún si alumnos o profesores. Dos personas más murieron fuera de la escuela, y otro más en una calle cercana.

Otras 16 personas fueron llevadas a hospitales de la zona, incluido el presunto asesino: dos fallecieron allí y cinco están en estado crítico. Al menos siete de ellos tienen entre 12 y 17 años.

Los investigadores están empezando ahora a “diseccionar” lo ocurrido esta tarde, pasadas las dos de la tarde, y el FBI ha solicitado ayuda en el teléfono 1-800-Call-FBI. El sheriff ha desvelado ya que Cruz fue expulsado de la escuela por motivos disciplinarios. Poseía al menos un rifle y variaos cargadores de munición.

“¡Al suelo!”, gritó un oficial de policía en el momento de la detención, según ha narrado un testigo, Michael Nembhard, a la agencia de noticias Associated Press. Un adolescente, presumiblemente Cruz, se tumbó en el suelo mientras un agente se colocaba sobre él a la espera de que otros llegaran, le esposaran y se lo llevaran detenido. El sospechoso fue llevado a un hospital en estado estable.

Un profesor ha narrado al diario Miami Herald que Cruz ya había identificado como un individuo potencialmente peligroso por otros alumnos. Jim Gard, profesor de Matemáticas en la escuela, dice creer que la administración del centro envió un correo electrónico a maestros avisando de que Cruz había amenazado a otros adolescentes y que no se le debía permitir la entrada con una mochila.