El domingo por la mañana, la estudiante de la Universidad Estatal de Arizona, Belén Sisa, publicó una sencilla actualización de Facebook en la que muestra que pagó sus impuestos. El mismo día en horas de la noche, docenas de extraños le estaban comunicando que era una criminal y una mentirosa y que la denunciaron para deportada.

Sisa, de 23 años, es una “soñadora”: sus padres visitaron los Estados Unidos desde Argentina cuando tenía 6 años y sobrepasaron sus visas pero ella está protegida de la deportación por el programa de Acción Diferida para Llegadas de la Niñez (DACA), del Presidente Obama.

El DACA permite a los jóvenes inmigrantes indocumentados sin antecedentes penales serios que fueron llevados a los Estados Unidos como niños, registrar su información personal con el gobierno y a cambio, reciben permisos federales de trabajo y una suspensión de dos años de la amenaza de deportación que les permite obtener un número de Seguro Social y una licencia de conducir: “Esperaba hacer una declaración y educar a la gente, lo que has sabido todo este tiempo no es la verdad”, dijo Sisa el lunes por la mañana.

Sisa es una defensora abierta de los soñadores (DREAMERS): En 2015, escribió un artículo de opinión que presionaba a los líderes de Arizona para que otorgaran enseñanza en el estado a los soñadores. Sobre su publicación de facebook dijo: “Decidí publicarla básicamente para acabar con el mito de que los inmigrantes no contribuyen y no pagan impuestos a este país”. Dijo que presentó impuestos estatales y federales y al final, pagó US$300 al estado.

Belén publicó una foto de sí misma sosteniendo un Formulario 1040 junto con este texto:

“MYTH BUSTER (refiriéndose al famoso programa de TV): Yo, una inmigrante indocumentada, acabo de presentar mis impuestos y pagué US$300 al estado de Arizona. No puedo recibir ayuda financiera del gobierno estatal o federal para la escuela, no puedo beneficiarme de la política de desempleo, un plan de salud reducido o un fondo de jubilación. Creo que soy una ciudadana muy buena: ¡Oh y hay MILLONES igual que yo que pagan a un sistema del que nunca recibirán nada! ¿Quieres decirme de nuevo cómo debo ser deportada? no aportes nada y ya fuera de este País, mientras que el 1% de las personas más ricas en este país te roban todos los días ¿Qué tal si me muestras tu declaración Donald J. Trump? #HereToStay “

Video:

Más de 4.500 personas han reaccionado a la foto y más de 2.600 lo han compartido en un día. La gente también tomó capturas de pantalla y publicó en varias páginas y sitios web.

Los desconocidos la enviaron a la Agencia de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos, al FBI e incluso al Servicio de Inmigración y Naturalización, que ya no existe. Muchos también comentaron su apariencia.

Ella publicó imágenes de los mensajes que recibió, incluyendo:

• “Eres repugnante y espero que tú y tu familia sean enviados al país menor que tus antepasados ​​construyeron”.
• “Parece que no necesitas ayuda, porque con ese auto y esa ropa, pareces de muy buena clase”.
• “Usted es un invasora extranjera que será investigada y recogida (deportada). Voy a verlo por mí mismo ¿Quién soy? Soy su mayor pesadilla… Soy un gobernador esperanzado y pondré su deportación en mi curriculum vitae. Va a quedar muy bien en mis elogios. “

“Me hace sentir un poco triste, para ser honesta, que por mostrar y educar y básicamente hacer lo correcto, estoy siendo odiada por muchos”, dijo Sisa. Ella finalmente cambió la foto de público a “amigos solamente” porque ella estaba teniendo, literalmente, inundaciones de notificaciones y amenazas… “Incluso cuando haces lo correcto, eso no es lo suficientemente bueno”, dijo y concluyó que: “Estaba tratando de intimidarme para que me callara, eso es lo que querían y no voy a dejar que hagan eso”.

Aunque las cuestiones de las contribuciones tributarias y el impacto económico de los inmigrantes sin estatuto jurídico son complicadas, algunas organizaciones no partidistas han trabajado para analizar el asunto.

Los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en los Estados Unidos en 2013 colectivamente pagaron un estimado de 11.640 millones de dólares en impuestos estatales y locales, incluyendo impuestos a las ventas, a la propiedad y a los ingresos personales, según un informe del año pasado del Instituto de Tributación y Política Económica .