Dos turistas provenientes de Nuevo León, que andaban de paseo, murieron cuando intentaban tomarse una “selfie” al paso del tren junto a las vías en la Estación Catorce, no se movieron a tiempo y la locomotora las golpeó ocasionándoles una muerte inmediata.

Los hechos ocurrieron la tarde del domingo cuando las ahora occisas, Kimberly y Dulce Belinda de 27 y 12 años de edad, paseaban en Estación Catorce junto a otros familiares; habían llegado procedentes de Santa Catarina, Nuevo León.

Al ver que se acercaba el tren que circulaba con dirección a San Luis Potosí, las dos turistas decidieron acercarse a posar de espaldas hacia las vías para tomarse una “selfie”, pero no calcularon la velocidad con que se acercaba la locomotora y pese a los pitidos del maquinista, no pudieron reaccionar y fueron golpeadas por la mole de acero, quedando sin vida tiradas junto a las vías.

De inmediato, los testigos intentaron prestarles auxilio pero nada se pudo hacer para reanimarlas, una de ellas presentaba desprendimiento de cuero cabelludo y ambas sufrieron demás golpes mortales.

Agentes de Seguridad Pública del Estado acudieron a tomar conocimiento, así como también personal de Servicios Periciales para levantar los cuerpos de las infortunadas turistas y llevarlo al Servicio Médico Legal de Matehuala, donde sería entregado a los afligidos familiares.