Dos tornados en Bellevue con vientos de mas de 100 millas por hora y lluvia dejaron muchos daños  y los residentes trabajaron todo el fin de semana para repararlos.

El domingo, el día del padre, era apenas otro día del trabajo de la limpieza para los dueños de una casa no lejos de la base de la fuerza aérea de Offutt: “Es un desastre en todas partes, mirando tanto daño, tanto trabajo aquí”, dijo Michael Miller.

Miller y su esposa, Mónica, vinieron a Bellevue de Council Bluffs para ayudar a su amigo a despejar su patio trasero. El tornado del viernes y los fuertes vientos afectaron especialmente al sur de la carretera 370.

Algunos siguen confiando en los generadores de energía por un tercer día consecutivo: “Es sólo un desastre, es una lástima, toda la estructura del barrio ha cambiado desde que inició todo esto. Se recuerda que los árboles que solían estar ahí ya no existen”, dijo Herfel.

Jeff Herfel está agradecido porque su casa cerca de la 36 y Glass Drive no se vio afectada. Gracias a la ayuda de amigos que están cargando camiones de escombros, ha podido limpiar su frente: “Es genial ver a todos los vecinos lanzándose para ayudarse mutuamente”, dijo Herfel

El viejo relleno sanitario del condado de Sarpy estaba ocupado el domingo, mientras camiones tras camiones descargaban desechos en una enorme pila.

Rama por rama, pila por pila, la gente ha intensificado para hacer lo que pueden para limpiar cientos de árboles de en la ciudad. Janelle Shere, quien se unió a innumerables propietarios de casas, dijo: “Estamos cargando lo más rápido que podemos y volviendo a cargar cientos de camiones.”

Shere vive en el difícil barrio de Two Springs. Ella dice que su comunidad está trabajando duro sabiendo que habrá luz al final del túnel: “Más árboles serán recogidos y seguramente terminaremos la jornada bebiendo algo frío y con la tarea terminada”.