Gracias a una técnica de rayo láser, más de 60.000 ruinas donde habitaron de 10 a 20 millones de personas fueron halladas en medio de la selva en Guatemala