Desarticulada célula que operaba con el cartel de Sinaloa en Los Ángeles. Les decomisan droga valorada en $10 millones

Autoridades han anunciado este martes que 13 personas han sido detenidas en California acusadas de tener supuestos nexos con el cártel de narcotráfico de Sinaloa (México) y han sido confiscadas drogas valoradas en más de diez millones de dólares, además de armas y dinero en efectivo. Tres sospechosos más estaban este martes huidos de la justicia, por lo que las autoridades esperan más arrestos pronto.

El supuesto líder del grupo es Omar Rangel, de 29 años, residente del Valle San Fernando, barrio de Los Ángeles donde se asentaba esta red. Su principal función era traer drogas desde Sinaloa y distribuirla en los condados californianos de Los Ángeles y Ventura, según han informado este martes autoridades la Oficina del Alguacil del Condado de Ventura, agencia principal de esta investigación en la que también ha participado la Agencia para el Control de las Drogas (DEA).

La investigación comenzó en septiembre del año pasado y ha llevado a capturar a “importantes miembros del cártel de drogas de Sinaloa”, según ha dicho en rueda de prensa el vicealguacil de Ventura, Gary Pentis.

En la investigación, se incautaron 285 libras de metanfetamina, 121 libras de cocaína, 13 libras de heroína proveniente de México y más de 600 píldoras de fentanilo, presentadas como si fueran de oxicodona. El alguacil destaca que el fentanilo es un poderoso barbitúrico que frecuentemente se mezcla con heroína y que ha contribuido al aumento de muertes por sobredosis.

El alguacil asegura que, entre 2016 y 2017, las muertes por sobredosis en el condado Ventura aumentaron un 42 %. 22 de las 32 sobredosis fatales que han ocurrido este año han incluyeron el fentanilo.

Según Pentis, ofrecían la droga “a los ladrones y adolescentes que están robando paquetes de su porche, hurtando su correo, robando artículos de su automóvil y saqueando sus hogares”.