cuántas fibras deberías comer por día para prevenir enfermedades crónicas

Que comer fibras hace bien no es ninguna novedad, ya que los expertos las recomiendan hace muchísimo tiempo. Sin embargo, un estudio reveló la cantidad exacta que deberías consumir por día para potenciar tu salud.

 

Una investigación profunda

Para potenciar al máximo los beneficios de comer fibras, deberías consumir entre 25 y 29 gramos (0.88 y 1 onza) por día, según revela un estudio publicado en la revista The Lancet.

Sin embargo, la mayoría de los adultos en los EEUU consumen tan solo 15 gramos (0.52 onzas) a diario.

Para llegar a estos resultados, el equipo de expertos examinó datos de 185 estudios observacionales, que suman a unas 135 millones de personas, y 58 ensayos clínicos. En total, 40 años de investigaciones.

“Los beneficios para la salud de las fibras están respaldados por más de 100 años de investigación sobre su química, propiedades físicas, fisiología y efectos sobre el metabolismo”, señala Jim Mann, autor del estudio, en el sitio Medical News Today.

Según los datos recopilados, consumir más de 29 gramos por día podría producir aún  más beneficios.

Aliadas para la salud

Para la Organización Mundial de la Salud existen cuatro tipos de enfermedades crónicas, aquellas que por lo general duran mucho tiempo y progresan lentamente: cardiovasculares, respiratorias, cáncer y diabetes.

Según el estudio, quienes consuman por día la cantidad recomendada de fibras tienen menos probabilidades de morir prematuramente a causa de condiciones cardiovasculares, enfermedades coronarias, derrames cerebrales, cáncer de colon y diabetes tipo 2.

¿Qué alimentos son ricos en fibras? Frutas, verduras y legumbres, como guisantes, frijoles, lentejas y garbanzos, también todos aquellos con granos enteros, señala Medical News Today.

“Nuestros hallazgos proporcionan evidencia convincente de que las pautas de nutrición deben centrarse en aumentar la fibra dietética y reemplazar los granos refinados con granos integrales”, opina Mann.

¿Por qué? “Esto reduce el riesgo de incidencia y la mortalidad de una amplia gama de enfermedades importantes”, concluye el investigador.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter