Los climas fríos pueden volverse severos y aterradores cuando se debe manejar un vehículo. Los automovilistas deben conocer las reglas de seguridad para hacer frente a las emergencias invernales en las carreteras.

Estos son algunos consejos a tener en cuenta antes de salir a la calle en tu vehículo durante los meses más fríos del año:

  • Evitar manejar si se encuentra fatigado. Debe descansar lo suficiente antes de asumir esta tarea en temporada invernal para reducir los riesgos de accidentes durante la conducción.
  • Nunca haga funcionar a su vehículo en un sitio cerrado como un garaje.
  • Asegurese siempre antes de salir a la calle que sus neumáticos estén inflados correctamente.
  • El tanque de gasolina debe encontrarse al menos lleno hasta la mitad.
  • Si el clima es frío, lluvioso y con nieve se recomienda no utilizar el freno de mano.
  • No utilice el control crucero si se encuentra conduciendo en una superficie resbaladiza.
  • Siempre diríjase directamente al lugar que desea ir, evite dar vueltas innecesarias.
  • Y por supuesto no olvide utilizar su cinturón de seguridad.

Consejos para viajes a larga distancia

Revise cómo estará el clima a futuro y de ser posible retrase su viaje si se espera un mal tiempo. Siempre avise a un familiar o allegado el destino al que irá, la ruta que tomará y su horario aproximado de llegada.

Lleve a un centro de reparaciones a inspeccionar que su vehículo está en perfectas condiciones antes de afrontar el largo viaje, así podrá prevenir accidentes e improvistos.

Lleve mantas, guantes, gorros, alimentos, bebida, medicación y un teléfono celular.

Si se queda atascado en la nieve, permanezca dentro de su vehículo. Proporciona un refugio temporal y hace que los equipos de rescate puedan localizarlo con mayor facilidad. No intente caminar durante una fuerte tormenta, podría perder de vista su vehículo por la poca visibilidad de la neblina y perderse.

No realice fuerza excesiva intentando quitar su vehículo de la nieve.

Ante una situación de emergencia coloque un trapo brillante en la punta de la antena como señal de socorro. Por las noches mantenga encendida la luz del techo, no gasta demasiada electricidad y hace que sea más fácil localizarlo.

Asegúrese de que el tubo de escape de su vehículo no se encuentra obstruido por la nieve, hielo o barro. Ya que un escape de gas podría provocar un accidente mortal.

Utilice la calefacción y ejecute el motor solo el tiempo que sea necesario  y conserve la gasolina.

Cómo manejar en la nieve

Debe acelerar y desascelerar lentamente para evitar derrapes. No trate nunca de ponerse en movimiento a toda marcha. Recuerde que cuando las carreteras están heladas, reducir la velocidad lleva más tiempo.

Conduzca lentamente dándose tiempo para maniobrar de manera correcta.

Conozca sus frenos, si tiene frenos antibloqueo y necesita reducir la velocidad rápidamente presione fuertemente sobre el pedal, es normal que éste vibre un poco.

Intente no detenerse ya que hay una gran diferencia entre la energía requerida para comenzar a moverse desde cero a la que se necesita para moverse una vez que ya se está andando.

Tome impulso si debe pasar por una colina y deje que la inercia lo lleve a la cima. Luego reduzca la velocidad y continúe cuesta abajo lo más lento posible.

Si salir no es necesario, la mejor recomendación siempre es quedarse en casa, no tiente a la suerte ya que el invierno sobre las carreteras puede ser bastante peligroso.