Muchas son las personas que les encantan los fuegos artificiales pero en vez de disfrutarlos se sienten preocupados por cómo reaccionan sus perros, incluso algunos se ven tan alterados que hasta se escapan de sus casas. Pero afortunadamente existe una manera de ayudar a los perros a superar el miedo por los fuegos artificiales.

El sonido de los fuegos artificiales es algo inusual para ellos por eso tanto miedo al escucharlos. Sólo se trata de practicar unos pasos varias veces al día diariamente hasta que los perros logren tolerar los sonidos y acostumbrarse a ellos esto podría suceder en una semana o menos.

El primer paso, recomendado por especialistas es encontrar una grabación del sonido de los fuegos artificiales y reproducirla frente al animal cuanto más alto suene el equipo de sonido mejor. También necesitará algunas golosinas, preferiblemente las de hígado de pollo ya que son las que más les gustan, aunque un trozo de carne asada podría ir bastante bien.

Lleve a su mascota a un lugar tranquilo de la casa, muéstrele la grabación, al principio con el sonido bajo que apenas pueda percibirlo. Una vez que el perro lo escuchó puede darle una golosina. En otro momento del día, preferiblemente luego de que haya dormido la siesta vuelva a mostrarle el sonido de los fuegos artificiales al perro, esta vez con el sonido un poco más alto y una vez que lo haya oído vuelva a darle una golosina.

Repita este procedimiento varias veces hasta que el sonido del audio de los fuegos artificiales sea similar a los reales, seguramente tenga que buscar diferentes audios de distintas clases de fuegos artificiales. Que el perro oiga varias veces el sonido hasta que sepa que si se queda tranquilo recibirá una recompensa.

Esta especie de Sonidoterapia es la mejor manera de quitarles el miedo a los fuegos artificiales. Así usted podrá disfrutar de un 4 de julio en familia, donde todos disfruten, incluso su mascota. No olvide tener siempre a mano sus golosinas!! Incluso durante la celebración.

 

Hola Nebraska