Si alguna vez has estado en la pequeña ciudad de Comstock, en el condado de Custer, seguramente habrás visto los numerosos molinos de viento empujando sus aspas en el cielo. El lugar es conocido como el segundo Wind Rach y tiene una historia realmente encantadora.

En 1999, los propietarios del rancho decidieron organizar un acto musical en el hermoso valle. Llamado Festival de los Molinos de Viento, fue un evento pequeño el primer año donde solo asistieron alrededor de 300 personas.

El siguiente año, el recién llegado Brad Paisley encabezó el evento y atrajo a una multitud de 3000 espectadores. A partir de ese momento, el festival se realizó todos los años y solo crecía y crecía. De 3 mil personas pasaron a 30 mil.

Los lugareños ponían todo su empeño, tiempo y trabajo para que el Festival del Molino de Viento saliera de la mejor manera y todas las personas pudieran disfrutarlo. El festival pronto se unió al Comstock Rock Show y al Godfest de Nebraska, un festival de música cristiana.

Los tres festivales juntos atrajeron actos locales, regionales y nacionales para fines de semana largos que se llenaban de música y diversión.

Desafortunadamente, los tiempos duros a nivel financiero hicieron que por varios años el evento no pudiera realizarse. Varias personas intentaron revivir la magia, pero nada funcionó. Pero en 2016, los organizadores armaron un pequeño festival llamado Comstock para ver si finalmente había una posibilidad de que las multitudes volvieran a este pequeño y hermoso valle en medio de la nada.

Por supuesto, las multitudes no decepcionaron, el festival en 2016 fue todo un éxito y el show de 2017 fue más grande y mejor. Miles de personas disfrutaron del espectáculo de junio de 2017 en donde no sólo hubo música sino que también la gente pudo degustar deliciosas comidas, montar a caballo, disfrutar de los fuegos artificiales y una serie de atracciones especialmente pensadas para ellos.

Hubo gente acampando durante todo el fin de semana, para sacar el máximo provecho de esta experiencia.

La pequeña ciudad de Comstock logró finalmente convertir a su festival en un evento único y una fecha que esperan cada año con ansias. Los preparativos para el festival de julio de 2018 ya han empezado. El Windmill Festival será del 15 al 17 de junio y el Comstock Rock volverá del 20 al 22 de julio de 2018.

Puede mantenerse informado a través de su PÁGINA DE FACEBOOK