Congresistas buscan una solución para las llamadas fraudulentas de números extraños

Los demócratas y republicanos pueden no estar de acuerdo en muchos temas, pero cuando se trata de recibir llamadas extrañas de países remotos a media noche están dispuestos a buscar una solución bipartidista.

“Creo que soy como todo el mundo que tiene un celular y es constantemente interrumpido por estas fastidiosas llamadas”, dijo a NBC News el senador republicano por South Dakota, John Thune.

La Comisión Federal de Comunicaciones ha advertido que estas se tratan de una estafa conocida como la llamada de un timbre.

“Las llamadas”, explica la Comisión, “puede parecer que provienen de números telefónicos de algún lugar de Estados Unidos, incluidos tres dígitos iniciales que se parecen a los códigos de área estadounidenses. Pero los estafadores astutos a menudo utilizan números internacionales de regiones que también comienzan con esos códigos de tres dígitos; por ejemplo: 649 corresponde a las Islas Turcas y Caicos.

Ahora, tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes hay propuestas que incluirían aumentar las penalidades para los estafadores y exigir a compañías telefónicas buscar una manera de bloquear dichas llamadas.

Estas quejas son las que más recibe la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), según sus propios reportes.

La FTC recibió más 3.7 millones de quejas sobre las llamadas robotizadas en 2018, mientras que la FCC recibió 232 mil quejas de llamadas robóticas o de ventas.

Los estadounidenses recibieron más de 26 mil millones de llamadas robotizadas en 2018, según Hiya, una compañía de softwares basada en Seattle (Washington). En comparación con el año anterior que se registraron 18 mil millones hubo un aumento de 46%.

El senador Thune presentó junto al senador demócrata por Massachusetts Ed Markey un proyecto de ley conocido como el TRACED Act que exigiría que compañías de telecomunicaciones como AT&T y Verizon identifiquen mejor las llamadas para que los consumidores sepan de quién vienen. Además, los estafadores podrían recibir una multa de hasta 10,000 dólares.

Thune dijo a NBC News que escucha «todo el tiempo de personas que han sido víctimas, poblaciones vulnerables que son objeto de estos estafadores», y hasta mencionó como ejemplo a su padre de 99 años que también ha sido objeto de estas llamadas.

Los estafadores, que intentan que las personas envíen dinero a causas fraudulentas, «realmente son las personas a las que nos dirigimos», dijo Thune.

La propuesta de Thune fue aprobada unánimemente por el Comité del Comercio, pero todavía debe ser aprobada por el Senado.

En la Cámara Baja, el Comité de Energía y Comercio debatió varios proyectos que buscan combatir este problema en una audiencia el pasado martes.

Entre las propuestas está la del presidente del Comité de Energía y Comercio, Frank Pallone, quien presentó un proyecto que requeriría a las compañías telefónicas implementar algún tipo de tecnología que bloquee estas llamadas de manera gratuita antes que le lleguen al consumidor. También, la de la congresista demócrata Anna Eshoo que requeriría la formación de una división dentro de la FCC para lidiar con este problema.

“Los estadounidenses están hartos de robocalls. Es increíblemente molesto recibir repetidamente llamadas que no deseas de personas que no conoces y con las que no quieres hablar», dijo Pallone en un comunicado.

Si es víctima de esta u otra estafa similar, intente resolverlo primero con su compañía telefónica, y si no lo consigue presente una queja ante la Comisión (es gratuito), siguiendo estas instrucciones.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter