Los transeúntes persiguieron a un automovilista cuyo vehículo salió de la calle y se estrelló contra un peatón en la acera en la calle 24 y Leavenworth el viernes por la tarde.

El hombre de 48 años, que no ha sido nombrado por la policía, murió poco después.

Después de golpear al hombre, el SUV que la mujer conducía golpeó inmediatamente el poste de luz en la esquina sureste de la intersección. Entonces se detuvo.

El vídeo de la cámara de seguridad de una tienda cercana muestra: la mujer salta rápidamente del SUV y se dirige hacia el este cruzando la calle 24.

La policía dijo que aquellos que la perseguían la perdieron de vista y la conductora terminó haciendo señas a un automovilista que pasaba y pidiendo un aventón a casa. Sin embargo, la persona que la subio a su coche sabía que ella era la sospechosa que acababa de abandonar la escena del accidente, dijo la policía, y aceptó llevarla a su casa. En cambio, la llevaron de vuelta al lugar del accidente, donde la policía la arrestó.

Fue llevada a la Sede Central de la Policía para ser entrevistada. La policía la identificó como Nickole Wheeler, de 33 años, de Omaha, y la detuvo bajo sospecha de abandonar la escena de un accidente con lesiones.

El accidente se informó alrededor de la 1 p.m. El hombre, que no ha sido identificado, fue sacado de la escena con esfuerzos para salvar vidas en progreso.

La mujer podría haber estado manejando el vehículo en un recorrido de prueba desde un concesionario cercano cuando ocurrió el accidente, dijo el Sargento Chuck Casey. Los de el concesionario se negaron a hablar con los reporteros el viernes por la tarde.

Casey dijo que la mujer se detuvo en la gasolinera en la esquina suroeste de la intersección. Al salir de la estación, ella perdió el control y se desvió de la calle Leavenworth.

Cheryl Moffitt, de 45 anos, observó desde el otro lado de la intersección.

“Él estaba allí parado”, dijo. Y después de que fue golpeado, “no hubo movimiento. No hubo ninguno”.

La mujer comenzó a correr por la calle. Moffitt la siguió.

“Espero que alguien lo haga por mí”, dijo.

Ella fue hacia el norte en la calle 22, y al menos tres vehículos la seguían.

“Ella estaba mirando (hacia atrás) y estaba llorando”, dijo Moffitt sobre la mujer.

Moffitt abandonó la persecución, pensó que la gente en los vehículos podría seguirle el ritmo. Ella regresó a la escena para hablar con la policía. Ella vio a la mujer ser arrestada.

“Todo el tiempo ella está gritando, ‘¡No lo hice! ¡No lo hice!’ Bueno, había muchos de nosotros allí parados diciendo: ‘Sí. Lo hiciste’.

Acerca del choque, Moffitt dijo: “Fue horrible … solo quiero ir a casa y llorar”.

Partes de la intersección permanecen cerradas por el resto de la tarde mientras la policía investigaba.

 

Autor:
World-Herald News Service
Traducción:
Daniel Herrera – Digital Media S.