Terry Thompson, esposo de una exagente de policía, ha sido sentenciado este miércoles a 25 años de cárcel por estrangular hasta la muerte a un hispano hija afuera de un restaurante del área metropolitana de Houston. Un jurado este lunes le ha culpado de asesinato.

El altercado entre Thompson y la víctima, John Hernández, de 24 años, comenzó después de que el primero viera al hispano orinando en el estacionamiento de un restaurante Denny’s en mayo de 2017. Según recoge un vídeo de un testigo, el condenado se echó encima de Hernández  y rodeó con su brazo la garganta de Hernández.

La fiscalía argumenta que Thompson quería matar a Hernández y que lo siguió estrangulando a pesar de que la víctima dejó de resistirse. El abogado del condenado alega que su cliente solo se defendió tras ser golpeado y que sometió a Hernández únicamente hasta que dejó de resistirse.

El jurado rechazó una petición del letrado Thompson para dictaminar que había actuado con arrebato y que no pudo controlar su ira, lo que lo hubiera hecho elegible para una pena menor de entre 2 y 20 años.

La esposa de Thompson, la exagente del departamento de policía del condado Harris, Chauna Thompson, llegó después al restaurante y ayudó a su esposo a someter a Hernández. Esta se encontraba fuera de servicio en el momento del altercado y posteriormente fue despedida. Enfrenta un juicio por asesinato en abril.

La esposa del condenado estaba en el tribunal mientras el abogado de su esposo, Scot Courtney, solicitaba al jurado durante los alegatos finales del juicio, una sentencia que permitiera que su cliente regresara algún día con su familia. Describió a Thompson como alguien amigable, trabajador y dedicado a sus hijos. “Terry Thompson es un buen hombre. ¿Tomó una mala decisión y cometió un error? No hay duda alguna de ello”, ha señalado el letrado.

Sin embargo, el fiscal John Jordan comentó al jurado que Thompson no merecía su misericordia puesto que tenía un historial de perder los estribos y agredir a sus hijos.

Jordan dijo que no había ningún arrebato de ira en las acciones de Thompson debido a que confrontó a Hernández durante 14 minutos y que lo había estrangulado por tres minutos, incluso después de que el hispano dejara de resistirse.

“¿Qué misericordia tuvo cuando su propia esposa llegó a la escena y le dijo ‘Suéltalo’?”, ha preguntado el fiscal. “¿Cómo pueden darle algo que él no está dispuesto a darle a otro ser humano?”.

Hernández falleció en un hospital tres días después del altercado. Un médico forense determinó que falleció por falta de oxígeno en el cerebro provocado por estrangulación y compresión torácica.

La familia de Hernández ha criticado la investigación y dijo que los policías que llegaron al lugar no interrogaron a los testigos potenciales y que en un principio intentaron presentar un cargo de agresión agravada contra Hernández.

La familia de la víctima entabló una demanda por homicidio culposo en contra de los Thompson, en la que solicitan por lo menos un millón de dólares como indemnización.

Esta es la segunda ocasión en que un jurado delibera en el caso de Thompson. En el primer juicio en junio el jurado no llegó a una decisión unánime.