Las grandes tormentas y tornados durante el invierno se producen con gran intensidad poniendo en riesgo la vida tanto de humanos como de animales. Es por eso que es importante tomar medidas de precaución para mantenerse a salvo.

Si usted percibe en el cielo nubes oscuras en rotación o  si escucha la sirena de tornado no dude en buscar un refugio de manera inmediata.

Encienda la televisión, radio o cualquier medio de comunicación que tenga a su alcance para mantenerse informado sobre las últimas actualizaciones climáticas.

Intente quedarse protegido en su casa y no hacer viajes innecesarios especialmente de noche, ya que podría agarrarlo desprevenido un tornado.

Guarde todos aquellos muebles y objetos que tenga al aire libre ya que podrían volarse y lastimar a alguien en la calle.

Cierre las ventanas y manténgase alejado de ellas ya que podrían romperse.

Si te encuentras en una casa móvil déjala atada y busca el edificio más cercano.

Si en el momento del tornado te encuentras en tu coche, la mejor opción en colocarse el cinturón de seguridad, cubrirse la cabeza y agacharse por debajo de las ventanas en el caso que entren escombros.

Mantente alejado de cualquier cableado eléctrico que haya caído al suelo ya que podrías correr riesgo de electrocutarte.

En cuanto al calzado, debes usar uno resistente porque puede que luego o durante un temporal debas pisar clavos, vidrios o escombros. Además es importante utilizar mangas largas y guantes.

//platform.twitter.com/widgets.js