Los piratas informáticos han vuelto al ataque afectando a bancos, empresas e instituciones de todo el mundo. Esta vez Merck, una compañía farmacéutica con sede en Nueva Jersey y con oficinas en Omaha confirmó ser una de las víctimas del ataque cibernético mundial que se produjo el martes.

Merck Sharp & Dohme Corp., una subsidiaria de Merck & Co. Inc., tiene su sede en Kenilworth, Nueva Jersey, que emplea a alrededor de 68.000 personas en más de 140 países. Merck es  una empresa”líder proveedora de servicios sanitarios con una diversificada cartera de medicinas de prescripción, vacunas y productos de salud animal” informa su sitio web.

El hecho de que sean parte del ataque cibernético fue informado por ellos mismos en su red social Twitter.

También la petrolera rusa Rosneft informó que fue víctima de este “potente” ataque informático. Se estima que unas 80 compañías fueron el blanco de esta ofensiva y un total de 300 mil equipos en todo el mundo que se les pedía además un pago de 300 dolares a través de bitcoin para liberarlos de este cyber ataque.

 

 

Hola Nebraska