Casi 800 reos firmaron petición para denunciar malas condiciones

Cerca de 800 reclusos penitenciarios del estado de Nebraska, lo que representa más de la mitad de la población de la prisión de Lincoln, firmó una petición enviada a los funcionarios estatales y a varios medios de comunicación para denunciar las condiciones que padecen en la prisión.

El periódico Lincoln Journal Star informó que la petición les preocupa a los administradores penitenciarios por poner a la prisión en un encierro modificado.

Por lo que debido al cierre, las reuniones de clubes u organizaciones de superación personal se han limitado o eliminado, y los reclusos han visto restringido el uso que hacían de la biblioteca de leyes de la prisión.

Tal restricción, según explica la petición, impide el acceso de los prisioneros a los tribunales, abogados, legisladores, jueces y otras fuentes legales.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter