El boxeador, Saúl el “Canelo” Álvarez, se convierte en el atleta mejor pagado de la historia.