Un hecho realmente desafortunado se produjo el lunes que demuestra una vez más la falta de responsabilidad y el desinterés que algunas personas tienen con sus mascotas.

Un bulldog inglés murió por calor tras haber sido dejado en el balcón de un complejo de apartamentos en Bellevue, dijo un portavoz de Nebraska Humane Society.

Los investigadores están tratando de determinar si las acusaciones que se llevarán a cabo contra los propietarios serán considerados delitos menores o graves, dijo Mark Langan, vicepresidente de operaciones de campo para la Nebraska Humane Society.

Los dueños, que no se encontraban en la casa cuando los oficiales llegaron el lunes por la tarde, más tarde fueron entrevistados y dijeron que el perro de 16 meses de edad había estado en el balcón desde las 11:30 am.

Las temperaturas locales llegaron a los 90 grados el lunes.

Los oficiales fueron llamados a un complejo cerca de Harvell Drive y Galvin Road a las 12:50 pm para investigar a un perro en peligro, dijo Langan. Los agentes encontraron al perro muerto en el balcón cerca de comida y agua, pero bajo la luz directa del sol.

Los veterinarios de Nebraska Humane Society realizaron una necropsia en el perro y determinaron que “la muerte es consistente con signos de insolación”, dijo Langan. Debido a su particular nariz, los bulldogs tienen más dificultad para tirar hacia fuera el aire caliente y enfriarse estando debajo de una fuente directa de calor.

“Este es un recordatorio para asumir la responsabilidad de sus mascotas en este clima brutalmente caliente”, dijo Langan. “Si están afuera, deben tener acceso a la sombra ventilada constante así como agua. Incluso en este caso, con un tazón de agua disponible para el perro, murió debido a la exposición al calor excesivo”.

Los nombres de los propietarios se mantienen en espera de la investigación.

Hola Nebraska