Casi 85 millones de personas siguen a oscuras, mientras las intensas tormentas de nieve provocan bloqueos de carreteras y cancelaciones de vuelos