Basura acumulada y falta de trabajadores: Los parques nacionales luchan por seguir abiertos ante el cierre del gobierno

The Associated Press

Foto: AP - Un cartel en la entrada del Parque Nacional Land's End en San Francisco informa este jueves 3 de enero de que está cerrado al público.

Voluntarios, organizaciones sin fines de lucro, empresas y gobiernos estatales de todo el país están haciendo esfuerzos para recaudar dinero y echar una mano para mantener parques nacionales abiertos, seguros y limpios mientras persiste el cierre parcial del gobierno de los EE. UU. que ha entrado este domingo en su tercera semana. Pero estos arreglos improvisados no han impedido que algunos parques hayan cerrado y que otros se inunden de basura.

 

“Nuestros parques nacionales merecen algo mejor que un mosaico improvisado de atención de emergencia”, dice Diane Regas, directora ejecutiva del Trust for Public Lands, en una carta dirigida a Trump en la que informa sobre robos, caza furtiva, acumulaciones de basura y desechos humanos. “Necesitan fondos sólidos y protección a tiempo completo, o deberían estar cerrados”.

Ryan Zinke, el secretario del departamento del Interior saliente, ordenó a muchos parques nacionales que permanezcan abiertos alegando que los visitantes no deben ser penalizados por la disputa política sobre un muro fronterizo. Dijo que serían los visitantes los que deberían tomar medidas para mantener los parques limpios. “Toma una bolsa de basura y llévate algo de basura contigo”, dijo. “Todos tienen que colaborar”.

El Servicio de Parques Nacionales ha llegado a acuerdos con más de 60 grupos asociados, concesionarios y estados para la eliminación de basura, limpieza de baños y otras tareas básicas en más de 40 parques, y, en algunos casos, para mantener a los empleados del parque en el trabajo, ha dicho este viernes el portavoz Jeremy Barnum.

El estado de Nueva York se ha encargado de aportar los fondos necesarios para que esté abierta la Estatua de la Libertad y la isla Ellis. En el caso del National Mall (Explanada Nacional) en Washington D.C., una empresa privada ha donado baños portátiles. La Fundación del Servicio de Parque Nacional se ha encargado de reparar y operar el Árbol Nacional de Navidad.

Otra organización sin fines de lucro donó más de 50,000 dólares para mantener a 15 rangers (guardaparques) de forma temporal en su puesto de trabajo en el Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes en Tennessee y Carolina del Norte.

En el Parque Nacional Joshua Tree en el sur de California, los voluntarios se encargan de recoger la basura, limpiarlos baños y de reponer el papel higiénico, explica un portavoz del parque, John Lauretig. El Parque Nacional de Yosemite en California informó el viernes de que un hombre murió después de caer en un río el día de Navidad, una semana antes. Un portavoz dijo que no se informó antes y que la investigación se está demorando más de lo normal por el cierre parcial del gobierno. Los vecinos del parque han organizado equipos de trabajo y empresas de ciudades cercanas alientan a los visitantes a que retiren su basura.

El Parque Nacional del Gran Cañón está abierto con la ayuda de Arizona, que pagaba alrededor de 64,000 dólares por semana para cubrir la limpieza de los baños, la eliminación de basura y el arado de nieve. Puede acceder cualquier persona con permisos para caminar en el interior o ir en balsa por el río Colorado, pero el parque no estaba emitiendo nuevos permisos, dijo la portavoz Emily Davis.

Los grupos de conservación advirtieron de que los voluntarios solo pueden proporcionar un nivel mínimo de servicio. Sin personal a tiempo completo, los recursos naturales y los artefactos culturales podrían dañarse y las personas podrían lesionarse.

“La presión política para mantener abiertos los parques debe abandonarse para que los administradores puedan evaluar lo que son capaces de proteger y si pueden mantener a los visitantes seguros”, dice Kristen Brengel, vicepresidenta de asuntos gubernamentales de la Asociación de Conservación de Parques Nacionales.