Mientras el gobernador de Texas dice que los arrestos subieron en un 223%, los activistas dicen que este anuncio busca mantener la Guardia Nacional en el territorio