-Durante la hora que pasa fuera de su celda, Watts debe bañarse y puede realizar llamadas  

-El padre de familia enfrenta nueve cargos por delitos graves, incluyendo cinco por el asesinato de su esposa embarazada e hijas   

Christopher Watts, el padre de Colorado acusado de matar a su esposa embarazada y dos hijas pequeñas, vive un infierno en prisión.

El hombre de 33 años permanece detenido sin derecho a fianza en la cárcel del condado de Weld. Conforme Fox, se encuentra en custodia protegida, alejado de otros presos por su propia seguridad.

Chris Watts

Foto: AP

Daily Mail informó que el exempleado de una petrolera debe pasar 23 horas al día solo en una celda y constantemente es observado por cámaras de seguridad para impedir que se autolesione o atente contra su vida.

Los guardias deben vigilarlo cada 10 minutos y hacer contacto visual con él, según ese mismo medio.

“(Watts) no tiene privilegios y no puede acceder a material de lectura y televisión”, de acuerdo con autoridades citadas por Crime and Justice.  

En su hora fuera de su celada, debe ducharse y puede hacer llamadas telefónicas, detalla Daily Mail.

Watts enfrenta nueve cargos por delitos graves, incluyendo cinco por el asesinato de su esposa Shannan, quien se encontraba embarazada, y sus hijas Bella (4) y Celeste (3).

shannan watts y sus hijas

Foto: NBC

Antes de ser detenido, el miércoles 15 de agosto, el acusado apareció en televisión nacional pidiendo por el bienestar de su familia.

Posteriormente, el cuerpo de Shannan fue hallado en una tumba poco profunda, en el terreno de la empresa donde Watts trabajaba. Los cadáveres de las niñas se encontraron poco después al interior de dos tanques de petróleo a pocos metros de distancia de su madre.

caso watts

Foto: NBC

La investigación arrojó que el sospechoso tenía una relación amorosa con una compañera de trabajo, algo que inicialmente negó.

Denise Mowder, profesora de criminología y justicia criminal, dijo a medios de comunicación que Watts podría haber deseado comenzar una nueva vida con su amante, una más despreocupada y sin la responsabilidad que implica tener tres hijos.

Por su parte, el acusado dijo en la corte que su esposa había estrangulado a las niñas y él la había matado en un arranque de ira.

La investigación continúa su curso y de ser declarado culpable, Watts podría enfrentar la pena de muerte.