“Así es como me enteré de que estaba muerto”. La trágica muerte de un hispano

Schalke 04 soccer team supporters react as they watch the German first division soccer match between Borussia Dortmund and Schalke 04 during a public viewing event at the Veltins-Arena stadium in Gelsenkirchen Schalke, western Germany, Saturday, May 12, 2007. Schalke lost the match at nearby Dortmund to lose top spot in the German first division. (AP Photo/Volker Wiciok)

Se publicó la esquela del jugador en un periódico local, el partido fue aplazado, y otros equipos de la competición guardaron esa jornada un minuto de silencio.

Fernando Nuno La Fuente había muerto en un accidente de tráfico, y la Liga irlandesa de Leinster le rindió homenaje, según informa la agencia de noticias The Associated Press.

“Estaba ayer en casa, acabada mi jornada, jugando a videojuegos y de repente recibí una llamada de trabajo diciéndome, ‘eres famoso’. Así es como me enteré de que estaba muerto”, ha relatado Lafuente, de origen español, a la web informativa Joe.

Porque el jugador estaba vivo. Fue su equipo, el Ballybrack FC, quien quiso fingir su muerte para aplazar el partido previsto para el sábado contra el Arklow Town.

Fue una “grueso error de juicio”, ha admitido ahora el equipo, “un grave e inaceptable error” que, según un comunicado en su página de la red social Facebook, fue responsabilidad de “una persona que estaba sufriendo severos problemas personales sin que ningún otro miembro del equipo lo supiera”.
Esa persona, cuya identidad no ha sido desvelada, ha sido despedida.

“Yo sabía que algo estaba pasando”, ha explicado el jugador, que asegura que su equipo le pidió que ignorara cualquier mensaje que pudiera leer diciendo que había “sufrido un accidente”. “Tan pronto como me enteré, les escribí, me contestaron y se disculparon”, añade, en referencia a su equipo.

“Es serio por su parte, pero lo encuentro un poco divertido porque no estoy muerto y nadie ha resultado herido”, concluye el jugador, que reconoce que tuvo que llamar rápidamente a su madre porque no sabía que todo era falso.