La decisión de que esta ciudad sea reconocida por EEUU como capital del estado de Israel es vista como una provocación y un alimento a la violencia en la región

Otras Noticias: