Una alerta de salud está en efecto para el lago Rockford del Condado de Gage, mientras que el lago Pawnee del Condado de Lancaster se mantiene en alerta sanitaria por segunda semana consecutiva.

Durante las pruebas de agua que fueron realizadas a principios de esta semana por el Departamento de Calidad Ambiental de Nebraska, fueron detectados elevados niveles de toxinas producidas por la proliferación de algas verde azuladas en el lago Rockford.

Es por eso que se le pide a los visitantes evitar las actividades de contacto de cuerpo completo en el lago, como la natación, el vadear, esquí acuático y demás. Las actividades que no requieren el contacto del cuerpo con el agua, como paseo en bote, pesca o camping pueden ser realizados sin ningún problema. Se le pide a su vez a los dueños de perros mantener a sus mascotas lo más lejos posible del agua ya que de lo contrario podrían ingerir agua de allí y sería muy peligroso para su salud.

Los lagos con playas y los que permiten motonáutica son probados cada semana a través de los meses de verano, más precisamente 50 son los lagos públicos en los que se comprueba el estado del agua para prevenir a la gente en el caso de que se presenten alertas sanitarias como en este caso. Los alertas de salud son levantadas cuando los niveles de toxinas de algas están por debajo de la concentración de asesoramiento durante dos semanas consecutivas.

Hola Nebraska