Alertan sobre brote de listeria y mandan retirar pollo contaminado en todo el país

Si el pollo es una parte frecuente de su dieta, quizá quiera averiguar de dónde provino antes de comerlo. Este martes, la compañía Tip Top Poultry con sede en Georgia amplió su alerta de retiro de productos preparados de pollo.

A finales de septiembre, la compañía había emitido una alerta de retiro para toda la “carne aviar deshuesada” por una posible contaminación de listeria. Un alto ejecutivo expandió la alerta para incluir los productos de pollo que se venden en las tiendas Kroger, ALDI, Food Lion y Piggly Wiggly, entre otras.

El retiro original incluía productos alimenticios precocidos como pollo cocido congelado, rebanado o deshebrado distribuido por marcas como Butterball, Purdue y Sysco, según reportó la cadena CNN.

Y ahora ha sido ampliado a todos los alimentos procesados en la planta de Rockmart, Georgia, entre el 22 de enero de 2019 y el 24 de enero de 2019. Una manera de saber de dónde viene el pollo es fijarse en el etiquetado y ante la duda llamar a la empresa que lo distribuyó o a la tienda que se lo vendió.

La compañía Tip Top dijo en un comunicado que cerrará su planta temporalmente en lo que descubren la fuente de la contaminación.

«Como empresa familiar, tomamos en serio la seguridad alimentaria porque es muy importante para la salud y seguridad de nuestras propias familias y amigos, además de cualquier persona que consuma nuestros productos», dijo el propietario Brad Respess en el comunicado.

La listeriosis es una infección causada por consumir alimentos contaminados, que ha sido reconocida como un serio problema de salud pública en Estados Unidos. La enfermedad afecta principalmente a personas de edad avanzada, mujeres embarazadas, recién nacidos y adultos que tienen el sistema inmunitario debilitado.

Los síntomas de la listeriosis pueden incluir fiebre, dolores musculares y síntomas gastrointestinales, como náuseas o diarrea. Si la infección avanza al sistema nervioso, puede producir síntomas como dolor de cabeza, rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio o convulsiones.

Cualquier producto de pollo que se haya llamado a retirar debe ser tirado a la basura o regresado al lugar donde se compró.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter