La promesa del presidente Donald Trump de “arreglar” el problema de inmigración de los Estados Unidos tiene muchos individuos indocumentados y sus familias con miedo de ser capturados por los agentes, a medida que avanzan en sus vidas. De hecho, la semana pasada, los organizadores del desfile anual del Cinco de Mayo en Filadelfia cancelaron el evento de este año debido a los rumores de que la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) iría a la fiesta.

El primer presupuesto de Trump provee más de US$ 4500 millones en nuevos gastos para combatir la inmigración ilegal al agregar agentes de inmigración y de cumplimiento fronterizo, fiscales y jueces, además de construir un muro en la frontera con México.

El jefe de Justicia de California quiere que la práctica se detenga y escribió al Fiscal General de los Estados Unidos sobre ello.

En deferencia a los deseos del presidente, el ICE parece estar intensificando su juego de la aplicación, supuestamente primero tras ir detrás de “criminales” y ¿qué mejor lugar para ir de “cacería” que los tribunales?

Recientemente se hizo una crónica del caso de Floyel Stapleton -que no es de México- sino de la isla de Nevis (es decir, es un hombre negro). A finales de febrero, Stapleton apareció en el Tribunal Penal de Manhattan para una audiencia de rutina en un caso de agresión por delitos menores y fue recibido por agentes de inmigración federales mientras salía de la sala del tribunal: “Estaban vestidos de civil. No tenían insignias y me arrestaron cuando salía de la sala del tribunal. Sólo me pidieron mi nombre y me arrestaron”, dijo Stapleton desde un centro de detención de inmigración en el condado de Hudson: “Están tratando de deportarme… La situación apesta”.

Stapleton, de 39 años, tiene condenas anteriores por tráfico de drogas y violencia doméstica. Según los informes, llegó a los Estados Unidos cuando tenía 13 años y vivió en Harlem con su madre discapacitada y ayudó a pagar el alquiler.

La noticia informa que Stapleton dejó una niña de 1 año, así como una hija que tuvo que dejar de asistir a la Universidad Howard porque no podía pagar la matrícula, según la hermana del capturado.

La oficina de la administración de la corte en Nueva York ha confirmado cinco avistamientos de Inmigración y Aduanas en tribunales municipales desde mediados de febrero, donde han arrestado a dos hombres (Stapleton es uno de ellos).

Defensores públicos dicen que algunos clientes inmigrantes ahora tienen miedo de comparecer ante el tribunal. En todo el país, el juez en jefe del Supremo de California pidió al ICE que dejara de “acosar a inmigrantes indocumentados” en los tribunales del estado.

La concejal Melissa Mark-Viverito del Concejo de la Ciudad de Nueva York está elaborando una legislación para prohibir que el ICE ingrese a los tribunales de la ciudad, pero un funcionario dice que tal prohibición sería un desafío, porque los tribunales no pueden escoger qué área de agencias de aplicación de la ley permite estar o no presentes.

Hola Nebraska