Adolescente llama a la línea directa de abuso. Vivían en condiciones deplorables

Una adolescente de Florida hizo una llamada a principios de esta semana que finalmente llevó a sus padres a la cárcel.

La niña de 14 años llamó el jueves a una línea directa de abuso para denunciar las condiciones de vida y el abuso en el hogar de su familia en Bunnell, Florida, según una publicación de Facebook de la Oficina del Sheriff del condado de Flagler este sábado. Su llamada llevó a la policía a detener a sus padres, Dennis Allen, de 33 años, y Betty Nicolicchia-Allen, de 42, y acusarlos de cinco cargos de negligencia infantil.

La niña dijo a las autoridades que tenía que cuidar a tiempo completo de sus hermanos, de 6, 8, 9 y 12 años, así como de tres perros, un conejo y dos gallinas, mientras que sus padres trabajaban hasta altas horas de la noche. También afirmó que no se le estaba enseñando nada educativo en el hogar y que estaba contemplando el suicidio como resultado de la miseria de la casa y el comportamiento abusivo física y emocional de su madre.

Cuando la policía respondió a la llamada de la niña el jueves, encontraron la casa en “completo desorden”. El césped delantero estaba lleno de escombros, incluyendo metal oxidado y latas de cerveza, y el porche estaba cubierto de heces de pollo. La niña confirmó a los agentes que había llamado a la línea directa de abuso y les permitió entrar a la casa, donde encontraron “condiciones de vida deplorables”.

“Cada habitación de la casa contenía una gran cantidad de heces de animales, orina de animales, comida podrida, cucarachas y otros insectos voladores”, señala la publicación de Facebook. “Algunas habitaciones estaban tan llenas de basura que los oficiales no pudieron ver el piso y sus botas se pegaron a los pisos cubiertos de suciedad”.

Los agentes encontraron una bolsa de pollo congelado en el congelador, pero no había comida comestible.

Cuando los agentes llegaron a la casa encontraron condiciones de vida deplorables en cada habitación.
Cuando los agentes llegaron a la casa encontraron condiciones de vida deplorables en cada habitación. Flagler County Sheriff’s Office

La familia había recibido el hogar de la asociación Hábitat para la Humanidad, según Brittany Kershaw, oficial de asuntos públicos de la Oficina del Sheriff del condado de Flagler.

Los niños declararon a los agentes que se habían bañado por última vez hace tres o siete días. También dijeron que tenían que viajar a un restaurante con baños públicos cada vez que querían asearse porque su casa carecía de agua corriente.

“Esta es una situación traumática para todos los niños involucrados”, aseveró el sheriff Rick Staly en la publicación de Facebook. “Halloween es un día en que los más pequeños deberían estar divirtiéndose, sin contemplar terminar con su vida. .Estoy agradecido de que estos jóvenes ahora estén a salvo de estas dos personas que obviamente no saben cómo cuidarlos adecuadamente”.

Los cuatro niños más pequeños fueron puestos bajo custodia del Departamento de Niños y Familias el jueves. La niña de 14 años fue puesta bajo custodia protectora desde que mencionó haber pensado en suicidarse.

Allen y Nicolicchia-Allen fueron arrestados el pasdo viernes por la tarde y retenidos con una fianza de 5.000 dóalres cada uno después de que los agentes de tratarn de contactarlos el jueves sin éxito. Pagaron la fianza el sábado por la noche, dijo Kershaw. Permanecen separados de sus hijos.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter