Insultos, difamaciones, dopaje y fuertes críticas le han puesto sabor a este pleito, que definirá al vencedor el próximo 5 de mayo.