Si tienes un fin de semana libre y estás pensando visitar Omaha, no solo podrás disfrutar de mucho entretenimiento y actividades que esta ciudad ofrece como el zoológico que es una parada obvia, sino que además Omaha ofrece unos increíbles bares que te harán vivir una experiencia inolvidable.

Laka Lono: Situado en 1204 Howard St. Es un bar relajado, ubicado en el mercado viejo, su cerveza es deliciosa y fresca. El bar ofrece más de 100 tipos de ron y se especializa en cocteles artesanales, tanto individuales como en grupo. No encontrará allí televisores ni transmisiones de juegos, ya que su dueño busca que sea un lugar donde ir a escapar de lo cotidiano, donde disfrutar  y sonreír conversando con amigos.

Beercade: Ubicado en 6104 N. Maple St. Es el hogar de un arsenal de juegos de arcade y máquinas de pinball vintage. Los viernes y sábados por la noche, Beercade abre su área de “Mom’s Basement” que ofrece aún más juegos. Hay varias opciones de cervezas enlatadas con un sabor realmente único.

Surfside Club: Lo puedes encontrar en 14445 N. Riverdrive, como alguna vez dijo un lector del diario World-Herald, Surfside ofrece las mejores y peores vistas del río Missouri. Los navegantes que pasan por allí suelen saludar a los clientes tirando de sus pantalones. Sin embargo para la mayoría es uno de los mejores bares de Omaha, además de sus exquisitas bebidas se puede comer allí bagre, lomo de cerdo, pollo y buñuelos. Los viernes ofrece música en vivo de manera gratuita.

Homy Inn: Situado en 1510 N. Saddle Creek Road. Conocido por su champán de barril, este bar se ha convertido en un clásico de Omaha desde su inauguración en 1956. Está entre los 50 mejores bares de Estados Unidos. Con sabores burbujeantes y decoraciones vintage que lo hacen un lugar único en donde vivir una experiencia maravillosa.

Alpine Inn: Ubicado en 10405 Calhoun Road. El pollo frito es su plato más elegido. El personal del bar deja los huesos de pollo en un patio al aire libre para que los mapaches los recojan alrededor de una piscina para niños. Los clientes pueden ver este divertido espectáculo desde un ventanal gigante mientras disfrutan de sus tragos y comida.

Spielbound: Lo puedes encontrar en 3229 Harney St. Aqui la cerveza y los juegos de mesa van de la mano. Tiene una biblioteca con más de 2000 juegos de mesa, los grupos de amigos pueden agarrar una mesa y jugar todo el tiempo que deseen mientras beben unos deliciosos tragos. El pase para un día de juego es de $5, se incluyen clásicos como el Monopoly, Sorry y Risk.

Bushwackers: Se encuentra en 7401 St. Principal en Ralston, cuenta con una sala de baile, es un lugar rústico al mejor estilo vaquero. Se festejan allí los actos del país. Hay un toro mecánico para las almas más audaces y cuenta con dos niveles.

Huber-Haus: Ubicada en 3578 Farnam St. La mejor experiencia de cerveza alemana en Omaha, tiene auténticas cervezas alemanas de barril. El cargador de 68 onzas está destinado a ser pasado en el sentido de las agujas del reloj alrededor de la mesa. Y hay ciertas reglas: el dedo del pie de Das Boot debe estar apuntando lejos del bebedor, Das Boot no puede tocar la mesa, etc.

Búho Nocturno: Está ubicado en 3902 Farnam St. Si estás un poco cansado, tienes unas horas para matar y te has quedado sin temas para hablar, este bar tiene un proyector gigante por donde se transmiten viejas películas sin sonido. Una experiencia algo extraña pero que sin duda vale la pena.