El día de hoy la agencia migratoria mexicana regulará el estatus a 588 cubanos que se encuentran “atascados” en Nuevo Laredo, ciudad que limita con Estados Unidos por la incertidumbre causada desde que Donald Trumo asumió el poder como presidente y que el pasado 12 de enero de 2017 puso fin a la política de “pies seco o pies mojados” que citaba que cualquier cubano que pise suelo norteamericano sería nacionalizado en pro de apoyar la disidencia de personas del régimen militar cubano.

En una comunicación del INM (Instituto Nacional de Migración) mexicano aclaró que ha otorgado todo tipo de prebendas a los indocumentados cubanos para que obtengan una condición de estancia en el territorio nacional y derecho al trabajo: “En próximas fechas, los primeros 273 de ellos quedarán regularizados bajo la condición de refugiado o asilado político”.

También se hizo referencia a que en muchos casos el INM puede dar estatus de residentes temporales o permanentes a los extranjeros que manifiesten su disposición para permanecer en el país a modo de asilado, refugiado o simplemente porque el deseo sea ese: “En ningún momento se les ha concedido la condición de refugiado o asilado político debido a que no enfrentan una persecución de ningún tipo pero la estancia ofrecida por el Gobierno hace posible su permanencia, reinsertándolos en la vida productiva del país de manera regular y legal”, se aclaró en el comunicado.

Como antecedente a los hechos suscitados en cuanto a la manera de cómo llegaron a México, se indicó que los cubanos ingresaron al país por Tapachula-Chiapas, otorgándoseles un oficio de salida de 20 días, tiempo por el cual, podrían transitar libremente por el país pero que cumplido este lapso, deberán salir del país o completar el proceso de legalización de la estancia.

El motivo principal por el cual los cubanos llegaron a México era cruzar a los Estados Unidos pero sin embargo ahora será mucho más difícil por la terminación de la política de migración cubana que les daba beneficios a los ciudadanos de la isla.

El gobierno mexicano repitió que se hará cargo de extranjeros que pasen por el país y los recibirá sin importar su situación para legalizarlo si es el caso, con un trato digo y humano.

Hola Nebraska